Si hacemos un bosquejo por el  amplio archivo de materiales audiovisuales realizados por la Televisión Serrana encontraremos un tema que  se vislumbra  como referencia de uno de los objetivos trazados: la defensa de la identidad. En esta ocasión  tomamos como muestra los trabajos realizados por David Morales Rodríguez, un joven realizador de este centro.

 
David, existe una notable recurrencia en tu incipiente  obra. ¿Por qué te motiva una y otra vez la defensa de la identidad?

La defensa de la identidad me motiva porque es vital para coexistir como ente social. Es doloroso ver cómo la homogeneidad desdibuja y anula a comunidades y grupos sociales. Sufro al ver jóvenes, y a no pocos adultos que no se valoran, que sienten vergüenza de donde son y de sí mismos. Se afanan en imitar al otro, respondiendo como autómatas a las órdenes de la industria. Duele encontrase con estos individuos incapaces de reconocer, y peor aún, negar su heredad cultural. Duele, duele mucho más ver como, a nivel gubernamental, se imponen modelos culturales socavando las particularidades locales.

Defiendo la identidad porque es defender la singularidad, es ubicarme en espacio y tiempo y sentir orgullo de ser quien soy y de donde soy. Cubano, no desde el estereotipo sino desde la esencia. Mi alma sangra de como la identidad de Niquero se ha estigmatizado. Niquero no es solo langosta y azúcar, sino indígena que persiste y existe en las evidencias arqueológicas y en la conciencia de cada uno de nosotros; es espiritismo de cordón, aunque algunos dicen reconocerlo como expresión cultural pero no le brindan un espacio tangible y visible en el entramado cultural del municipio; es el casabe en fase de desaparición; es la crianza de cerdo, con una historia de larga duración desde nuestros aborígenes; entre muchas otras expresiones encontramos las peleas de gallos, las corridas de caballos y al órgano que se transculturó en estas tierras y encontró en las familias de Niquero una bastión de resistencia.

Legitimar la identidad local es defender desde la glocalidad la esencia de lo cubano.

 
Detengámonos en este último tema. Respecto a la tradición de la música de órgano en el municipio de Niquero, ¿por qué crees importante que se debe agudizar la mirada en este sentido?

Es importante porque es un componente transculturado de la cultura nacional. Importante porque al visualizar y potenciar la cultura autóctona, levantamos una trinchera contra el bombardeo indiscriminado de las industrias culturales foráneas.

El baile de órgano es el medio más eficaz que tiene la comunidad rural de sociabilización.  Este instrumento ha logrado como ningún otro salvaguardar el danzón,  la cadencia que le imprimieron los bailadores a este género devino en el estilo danzario que caracteriza a este fenómeno de cultura popular tradicional cubana.

Agudizar la mirada hacia el órgano ha de ser una acción urgente porque la mirada epidérmica lo está banalizando. No olvidemos que al tiempo que Gonzalo Roig incorporaba instrumentos como tumbadoras y maracas a la orquesta de cámara, en el soto bosque de la cultura nacional estaba ocurriendo lo mismo en la música de órgano. Duele que se exhiba como una cosa rara a visitantes olvidando el rol desempeñado en la configuración de la música cubana.

Hay que aguzar la mirada. Llegar a lo profundo de la organística como fenómeno cultural, pasar la mano y palpar el sentimiento de estos artistas que merecen ser tratados como tal, porque si para alguien esto no queda claro, es interesante que se reconozca que ellos son seres humanos, de madera, es solo el instrumento.

 
¿Cuántos materiales audiovisuales has desarrollado a partir del órgano y cuáles las subtramas abordadas?

Desde el primer momento nos propusimos realizar dos películas cortas sobre  el proceso de producción artesanal de las piezas de cartón para el repertorio de los órganos. Digo nos propusimos porque esta serie documental nace del Grupo Alternativo de Creación Audiovisual Attabeira de Televisión Serrana en el municipio de Niquero.

La obra artística desde que comienzas a concebirla va ganando vida y autonomía, al punto que pide y exige que hagas tal o más cual cosa. Esto, unido a la riqueza de conflictos de fondo entorno al universo de la tradición de la música de órgano en Niquero dio como resultado  cinco materiales audiovisuales.

Un órgano escuela: coloca a la familia Morales como la fuente del conocimiento organero donde bebieron y beben varias generaciones de músicos de órgano. La historia se cuenta a través de un grupo de niños de esta familia, en su mayoría, que Raquel Morales prepara como organeros con el objetivo de garantizar la continuidad de esta tradición con casi un siglo de existencia en el seno de esta familia. Raquel Morales fue la primera mujer organista en Cuba.

El viaje definitivo: es un documental didáctico que cuenta la fabricación artesanal de piezas de cartón para órganos a partir de reciclar las cajas de productos congelados, y en paralelo, el surgimiento, evolución del órgano en Europa, su llegada a Cuba y el proceso de transculturación.

Un oficio perdido: demuestra el estado de deterioro del repertorio de los órganos en la provincia de Granma. En Niquero la familia Morales se erige como oasis en la producción de piezas de cartón, enfrentando las más crudas carencias. Su única intención es crear un taller para enseñar a la nueva generación el oficio de la organología y salvaguardar esta tradición con más de 90 años en la familia.

Problemas en el órgano: pone el dedo en la llaga. Se acerca sin tapujos a los problemas que afectan al hombre que mantiene viva la tradición organera en Granma. La discriminación es considerada un crimen de lesa humanidad y los organistas granmenses se sienten discriminados, segregados, desatendidos. ¿Es o no es la música de órganos protegida como patrimonio inmaterial en Cuba?

Un órgano vital: es el testimonio de Abilio Morales. Heredero de un legado de casi un siglo, donde el órgano es signo vital en esta familia. Abilio dialoga diáfano sobre sus vivencias y puntos de vistas.


También TV Serrana te ofrece la libertad de investigar y realizar otros temas de interés en contextos que no son específicamente de tu Niquero natal, ¿cuéntame sobre tus futuros proyectos?

Ciertamente TV Serrana es un bendición en ni vida profesional, ella reafirma el refrán popular que no hay mal que por bien no venga, pues me encontraba sin trabajo cuando entré a este parnaso del documental en Cuba.

Acabo de rodar el proyecto documental

que aborda la historia de una familia de bajos ingresos (250 pesos) que vive en la comunidad de San Felipe, en Manzanillo, la cual tiene un zoológico rústico en el patio de la casa, que entre otros animales tiene cocodrilo, pelicano, corúa,  maja, ratones blancos, alacranes y más.

Los animales son el refugio emocional de Virgen, quien a sus cuarenta años ha sufrido diez  intervenciones quirúrgicas al tiempo que ha creado con tesón este zoológico. Además pinta, modela y decora su casa con animales.

En fase de investigación está Peloteras en medio de las montañas de la Sierra Maestra (San Pablo de Yao) donde un grupo de mujeres campesinas ocupan parte de su tiempo libre en la práctica del deporte nacional, béisbol. Jóvenes solteras, madres de familias con bebé, amas de casas y trabajadoras, conforman un equipo donde reina la alegría. La historia nos acerca a sus motivaciones, entrenamientos y al juego.

También en proceso de investigación tengo con el Grupo de Creación Alternativo Attabeira el documental Cuenteros que pretende demostrar el gran sentido del humor que tienen los niquereños. Mujeres, hombres, niños, jóvenes y ancianos, poseen su estilo propio. 

En fin, me gusta contar historias que dejen una huella de lo que es el cubano en el sentido más puro de su idiosincrasia.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar