“…y llegó un día en que de pronto dijimos:
Bueno, es necesario hacer esta escuela,
es necesario hacerla porque es la única forma también
de preparar gente de aquí de la zona,
(…) jóvenes que pudieran ser los realizadores de la TV Serrana.”

Waldo Ramírez

Fundado el 18 de enero de 1996, el Centro de Estudios para la Comunicación Comunitaria  es una institución creada, organizada y con sede en la TV Serrana. Contó para su advenimiento con la aprobación conjunta de la Dirección General de TV Serrana y el Grupo de Creación que en ella labora.

El CECC brinda - a partir de la organización de talleres, seminarios, capacitación y asesoría - formación elemental y especializada a los miembros de las comunidades montañosas y de difícil acceso en el uso popular del video y en el desarrollo de habilidades que incrementen la autogestión y participación de los mismos en la vida de sus comunidades, con el objetivo de propiciar una comunicación más plural y democrática. A él debemos la creación de los Grupos Alternativos de Creación Audiovisual. De igual forma, imparte talleres especializados de realización en video y televisión para especialistas, empresas, instituciones y organismos interesados.

 

 “Como quiera que lo pongan es bueno, a todo el mundo que ve esto le interesa, los muchachos se ríen, se divierten, aprenden cosas nuevas (…) Es una cosa útil, buena, que creen conciencia de lo que es la televisión, y conocerlos a ustedes, que andan representándonos a nosotros mismos (…) ¡Eso es una cosa grande chico, grande y buena!”

Campesino de Buey Arriba, entrevistado en el documental Una cosa grande y buena, de Waldo Ramírez.

La Cruzada Audiovisual surge en el año 1994 como una nueva alternativa de trabajo comunitario para la Televisión Serrana (TVS). Los recorridos se realizan, generalmente, en diferentes comunidades fuera del municipio de Buey Arriba, en la provincia de Granma, donde está ubicada la sede de nuestra institución.

Preparado para convivir durante varios días en la zona elegida previamente, el Grupo de Creación de TVS se traslada para investigar y filmar documentales sobre personajes, tradiciones e historias del lugar; al tiempo que promoverá y desarrollará un amplio programa de acciones orientadas al disfrute y el enriquecimiento espiritual y cultural de los comunitarios.


“Desde el inicio siempre escuché:
la Televisión Serrana, la TV del campesino,
y realmente fue más que eso, porque
la TV Serrana es ya parte de la familia y la comunidad.”

Luis Guevara.

Hacia el quinto aniversario de la Televisión Serrana, en 1998, el Centro de Estudios para la Comunicación Comunitaria fundó los Grupos Alternativos de Creación Audiovisual, integrados por jóvenes de las diferentes comunidades de la Sierra Maestra, con el objetivo de involucrarlos en el mundo televisivo y formarlos para la realización audiovisual.
Encaminar la idea implicó, necesariamente, la tarea de preparar a esos jóvenes en el dominio del lenguaje audiovisual, cuestión imprescindible para que los materiales a realizar llegaran al público con la calidad requerida y comunicaran las ideas en torno a las cuales se proponían reflexionar.

Cada uno de los Grupos Alternativos tiene como propósito investigar temas de interés en sus localidades, y posteriormente concebir proyectos que son presentados a TV Serrana para su futura producción.

 

“La esencia de TV Serrana es la esencia del campesino (…) de lo que es el sentido humano del campesino (...) este es un lugar que por las características geográficas los tiene más cerca del cielo pero también más cerca de la tierra, y a partir de ahí desentrañar cada forma del rostro, cada arruga, y que eso nos diga algo, y que eso comunique algo.”
                                  Rigoberto Jiménez
.

A diferencia de las otras televisoras del país, la Televisión Serrana no sostiene transmisiones por un canal determinado. Nuestro modo de transmisión es teledirigido y directo, a través de la alternativa de las Muestras de Video.
La experiencia consiste en que, constantemente, equipos del Grupo de Creación nos trasladamos a distintas comunidades de la Sierra Maestra y allí difundimos nuestros documentales, al tiempo que intercambiamos con los comunitarios de cada zona.

 “De manera sencilla, hemos creado una vía de comunicación e intercambio entre comunidades, culturas… para acortar distancias geográficas, en tiempos en que el hombre ha de andar más hermanado que nunca”.                                             Daniel Diez.

Corría el mes de noviembre del año 1993 y un grupo de realizadores de la TV Serrana grababan en plena Sierra Maestra, en la comunidad de Minas del Frío, del municipio de Bartolomé Masó, cuando tuvieron la impresión - más tarde certeza- de que los niños de esa zona no sabían cómo era la vida de sus semejantes en el vecino municipio de Buey Arriba.
Ante esa realidad los creadores de la televisora comunitaria se propusieron establecer una vía de comunicación a través del video, concibiendo así un tipo de intercambio que fue bautizado con el nombre de Video-Carta. Meses más tarde, repitieron la experiencia con niños de Pilón, poblado perteneciente al municipio de igual nombre y ubicado entre el mar y las montañas de Granma.